Biocombustibles

Dado el creciente interés en el tema, decidimos postear esta investigación acerca del mismo.
Con datos de diversas fuentes, desde la Secretaría de Agricultura, Biodiesel Uruguay, otros sites dedicados a los biocombustibles, y las presentaciones que al respecto se hicieron en el 8º desayuno de trabajo 2006 de la ARLOG.
Seguir leyendo en VENTADIRECTA·BIZ Los Biocombustibles usan la biomasa vegetal sirviendo de fuente de energía renovable para los motores empleados. Su uso genera una menor contaminación ambiental y son una alternativa viable al agotamiento ya sensible de energías fósiles, como el gas y el petróleo, donde ya se observa incremento en sus precios. Es importante destacar que los biocombustibles son una alternativa más en vistas a buscar fuentes de energías sustitutivas, que sirvan de transición hacia una nueva tecnología (ej. Hidrógeno).

El biodiesel es el combustible renovable que tiene el mayor potencial de desarrollo en el país. Se puede usar puro o mezclado con gasoil en cualquier proporción, en cualquier motor diesel. De hecho, en el año 1900, Rudolf Diesel utilizó aceite de maní en el primer motor diesel. Actualmente el biodiesel se usa en varios países en mezclas con porcentajes diversos. El biodiesel se obtiene a partir de aceites vegetales y/o grasas animales –ej. colza, girasol, palma, soja, sebo, etc.-, permitiendo al campo y la industria aceitera otra posibilidad de comercialización y de diversificación de la producción.

El bioetanol puede sustituir a la nafta como ya se hace en Brasil con el alcohol de caña, o el de maíz en los Estados Unidos. Permite sustituir los aditivos que se emplean actualmente y que generan contaminación ambiental.

El biogás resulta de la fermentación de los desechos orgánicos. Es importante destacar que este combustible es una alternativa más en la matriz energética del país.

La Argentina posee ventajas comparativas para el desarrollo de un mercado de biodiesel y bioetanol: un complejo oleaginoso eficiente y altamente tecnificado, una producción de metanol y etanol creciente, y un mercado de nafta y gasoil con volúmenes significativos.

[Tomado del site de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos – SAGPYA]

A continuación, la presentación que realizó el 12/dic/06 en el 8º Desayuno de Trabajo de ARLOG.
Secretaría de Agricultura (SAGPyA) – Andrés Leone

[Tomado de la página de la Asociación Argentina de Logística Empresaria – ARLOG]

De cualquier modo, es necesario ser prudente y no considerar a los biocombustibles una panacea universal:
¤ Las superficies asignadas a las plantaciones para la producción de biocombustibles pueden competir con las destinadas a alimentos, cuando deberían ser complementarias.
¤ La demanda de biocombustibles potencia el monocultivo, cuando debería favorecerse la rotación de cultivos con el dedicado a la producción de combustible como parte del ciclo. Además es importante considerar la conveniencia económica de producir combustible localmente – con lo que se minimiza el costo del flete. Las producciones locales de biocombustibles son ambientalmente más amigables.
¤ Otras fuentes de energía renovable son más apropiadas para construir una matriz energética país más sustentable: biogas, energía hidroeléctrica, etc.

El biodiesel es el combustible que se muestra más apropiado para una rápida sustitución de su homólogo derivado del petróleo:
¤ El biodiesel y el gasoil son miscibles (se mezclan) en cualquier proporción. Son mutuamente compatibles.
¤ Los motores diesel no necesitan adaptación alguna para funcionar con biodiesel, sólo en los motores con más de 10 años de antigüedad es necesario reemplazar las tuberías de goma; el biodiesel tiene una mayor poder solvente y las ataca. Esto no ocurre con los motores fabricados a partir de 1994/98 según los casos.
¤ El transporte y almacenamiento del biodiesel es más “seguro”: su punto de ignición es de 148ºC frente a los 51ºC del gasoil.
¤ El biodiesel es, lejos, mucho más apropiado medioambientalmente al ser consumido: produce menos emanaciones de hidrocarburos (15%), partículas en suspensión (18%), monóxido de carbono (10%), dióxido de carbono (45%) y azufre (100%). El humo visible en el arranque se reduce en un 30%. Pero sí tiene olor a fritura.
¤ Por otra parte, brinda un poco menos de potencia al motor, lo que se compensa parcialmente con un mayor número de cetano; y tiene un consumo específico ligeramente más alto (5%).
¤ Es necesario tener presente que, al degradarse más rápidamente que el gasoil y ser hidrófilo, es necesario tomar precauciones en su almacenamiento – o consumirlo rápidamente. Su vida útil se estima desde meses hasta 10 años, dependiendo de las características de su manipulación y almacenamiento.

[Recopilado de varias fuentes]

A continuación, la presentación que realizó el 12/dic/06 en el 8º Desayuno de Trabajo de ARLOG.
Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación / Universidad Tecnológica Nacional

Donde dice B20 se refiere a biodiesel al 20% en gasoil; B100 es biodiesel puro.
[Tomado de la página de la Asociación Argentina de Logística Empresaria –
ARLOG]

Principales proyectos:
La Argentina está intentando sumarse a la cola de este negocio que en el país aparece como incipiente y algo artesanal. La mayoría de las fábricas que existen hasta el momento son de pequeña escala y las empresas que han anunciado inversiones en el tema, aún están en tratativas de construir sus plantas.

Entre las primeras figuran firmas santafesinas como Biofé en Esperanza, Ricedal Alimentos en Chabás, Recomb en Arroyo Seco, Biocom en Alvear entre otros, y hay proyectos experimentales de instituciones como el Inta o experiencias de municipios, como también propuestas cooperativas de productoras como las que existen en la provincia de Córdoba.

En cambio, a la hora de los grandes jugadores, entre las empresas que han anunciado inversiones se encuentran Oil Fox que instalaría dos plantas una en San Nicolás (provincia de Buenos Aires) y otra en San Lorenzo (Santa Fe)-con una inversión de 80 millones de dólares-; la aceitera Vicentín, que prometió desembolsar 40 millones de dólares para una planta de 200 mil toneladas en San Lorenzo y Terminal Puerto Rosario que instalaría una fábrica con una inversión de 40 millones de dólares. En tanto, una planta de 100 mil toneladas de producción es la promesa de Repsol-YPF, que invertiría 30 millones de dólares para la producción de biodiesel y otros 40 millones de dólares los que prometió desembolsar Aceitera General Deheza (AGD).

“El negocio del biodiesel en el país es muy reciente. En mi opinión el grueso de la oferta se orientará al mercado externo, con dos millones de toneladas anuales; mientras que la oferta en 2010 debe ser como mínimo de 632 mil toneladas anuales”, anticipó Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.

[Tomado de Biodiesel Uruguay]

A continuación, la presentación que realizó el 12/dic/06 en el 8º Desayuno de Trabajo de ARLOG.
José Martínez Justo (SoyEnergy), refiriendo la historia de la planta Grutasol de Pilar (Buenos Aires), y Galarza (Entre Ríos)


Más información en:
www.sagpya.mecon.gov.ar
www.biocombustibles.es
www.biodiesel.com.ar
Paper “¿Por qué invertir en Biodiesel en Argentina?” de la Agencia para el Desarrollo de Inversiones dependiente del Ministerio de Economía y Producción, descargar aquí
Paper “Biodiesel, el combustible vegetal específico para el agro” por el Ing. Jorge Hilbert, del INTA Castelar, descargar aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: