Cambiamos de año

Convencionalismo al fin, seguido por unos cuantos millones de personas y respetado por otros muchos millones, nuestra cultura indica que terminó una etapa cronológica y comienza otra.
Suele ser momento oportuno para suministrar pronósticos de contexto, y reflexiones.
En este primer “cambio de año” para nuestra página: Seguir leyendo en VENTADIRECTA·BIZ

Cambiamos de año

Por primera vez, en esta página. Reflexiones.

Contemplé la posibilidad de subir algunas predicciones -ocupación típica a horas de un nuevo año- acerca de 2007. Le advierto ya mismo que no lo estoy haciendo, sólo estoy subiendo unas reflexiones propias.

Aunque uno no sea demasiado experto, algunas tendencias suelen resultar obvias.
Más difícil es identificar la posibilidad de que haya algún quiebre en las tendencias.

Seguí pensando, y descubría que aún no encontré ningún artículo interesante acerca de lo diferente que puede ser, como contexto, 2007 frente a 2006.

Sí encontré comentarios acerca de la web 2.0, el protagonismo del común de la gente en la publicación de las noticias – y aún en la generación de las mismas, como con el flashmob (el caso de la guerra de almohadas en Palermo). Pero … qué más?

Entonces recordé de la tesis del historiador Eric Hobsbawn con respecto al siglo XX: plantea que históricamente, el sXX es un siglo corto: comienza en 1914 con la primera guerra mundial, y termina en 1991 con el derrumbe y desmembramiento de la Unión Soviética (Descargar el libro: Eric Hobsbawm, Historia del Siglo XX). Sí, un siglo de menos de 100 años (sólo 77 años!). Pero es análisis histórico.

¿Es entonces que 2006 no termina, que se continúa en 2007?

No; sin embargo, les debo las predicciones para dentro de los próximos 15 días (si me parece que hay algo de valor para trasmitir, por supuesto).
Porque quizás sea tiempo de imaginar qué “sorpresas” vamos a recibir (sigo con lo del quiebre de tendencias, ¿se entiende?). ¿O pensar que 2007 será, en contexto, no demasiado diferente de 2006? Entro en 2007 pensando en esto.

Desde luego, dedicaré más esfuerzos -como de costumbre- a lograr mis metas, que a saber cuáles son las del “mundo”. Sólo que saber qué tiempo meteorológico hace allí fuera, ayuda a elegir mejor la ropa que ponerse. Es decir, puedo seleccionar mejor mis estrategias si conozco bien el contexto en que me encuentro.

Les deseo que sean capaces de lograr lo que emprendan, o poder soportarlo si no lo logran – y tomar experiencia.

Eso les deseo: que logren el éxito, o la experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: