Misión – Visión – Valores en la Empresa

Séneca dijo: Nunca soplan buenos vientos para quien no sabe a dónde va
En el mismo sentido, un brillante diálogo de ‘Alicia en el País de las Maravillas’:
-Minino de Cheshire -empezó Alicia- ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato.
-… siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia como explicación.
-¡Oh, siempre llegarás a alguna parte -aseguró el Gato-, si caminas lo suficiente!

Debemos ser capaces de definir con claridad, cuál es nuestra Visión de la Empresa. No es un formulismo, es una necesidad de coherencia entre fines y medios: sólo teniendo claro ‘cómo nos vemos‘ en un momento del futuro, podremos generar los caminos hacia ese estado deseado. Seguir leyendo en VENTADIRECTA·BIZ

Visión Efectiva en la Empresa

Visión – Misión

¿Qué aspiramos a ser?
Muchos ejecutivos prefieren condensar el enunciado de la Visión y el de la Misión en una fórmula única. Otros van más lejos, y añaden el enunciado de la filosofía y los valores. Incluso hay quienes agregan las metas o las prioridades. No obstante, es evidente que, en algún punto, vale la pena dividir el mansaje en partes, o “bocados” digeribles. Aunque todos se incorporen a un documento general que se convierte en el credo o constitución de la compañía, o como se le quiera llamar. No todos tienen esta preferencia, pero nosotros creemos que da resultado.

¿Qué es un enunciado de Visión?
Es el enunciado de una Visión, su visión de la Empresa. En términos literales, una visión para la organización es una imagen de lo que los miembros de la empresa quieren que ésta sea, o llegue a ser.
Observe que la palabra clave es “imagen”. Tiene que ser algo que se pueda describir y que la gente pueda ver con los ojos de la mente. Es un cuadro mental de la empresa, que opera en un ambiente, actúa según algún criterio de excelencia, y es apreciada por lo que aporta.

¿Qué es lo que hace efectivo a un enunciado de Misión?
Hay tres componentes que ayudan a hacer válido y útil para la gente un enunciado de Misión:
1- Un concepto enfocado: Algo que vaya más allá de los tópicos; una premisa de creación de valor que las personas puedan realmente describir como existente.
2- Una sensación de propósito noble: Algo que realmente valga la pena hacer, algo que pueda crear valor, realizar una aporte, convertir de algún modo al mundo en un lugar mejor y conseguir el copmpromiso de la gente.
3- Una probabilidad verosímil de éxito: Algo que la gente pueda creer con realismo que es posible y que, aunque no se alcance a la perfección, por lo menos justifique que se luche por ello.

Visión Compartida
Las organizaciones que procuren desarrollar visiones efectivas, alentarán a sus miembros a desarrollar primero sus visiones personales. Si la gente no tiene una visión propia, a lo sumo “suscribirá” a la visión de otro. El resultado es el acatamiento, nunca el compromiso. Por otra parte, la gente con un fuerte sentido de dirección personal puede unirse para crear una potente sinergia con miras a lo que yo/nosotros quiero/queremos. Las visiones personales son el cimiento de la visión compartida.
El primer paso para la construcción de una visión compartida consiste en abandonar la noción tradicional de que la visión siempre se anuncia “desde arriba” o se origina en los procesos de planificación institucionalizados de una organización. En la organización jerárquica tradicional, nadie cuestionaba que la visión emanaba desde arriba. A menudo, la gran imagen que guiaba a la firma, ni siquiera era compartida. La gente sólo necesitaba conocer “sus órdenes” para llevar a cabo sus tareas.

El florecer de la visión
Lo anteriormente expuesto no significa que las visiones no puedan emanar desde arriba. A menudo ocurre así. Pero a veces, simplemente “afloran” a partir de la interacción de personas de varios niveles. El origen de la visión, en verdad, es menos importante que el proceso por el cual llega a ser compartida. No es una visión compartida a menos que se conecte con las visiones personales de cada miembro de la organización.
Cuando la visión comienza en medio de una organización, el proceso de compartir y escuchar es esencialmente el mismo que cuando se origina desde arriba. Pero puede tardar más tiempo, especialmente si la visión tiene implicaciones para toda la organización.

Las visiones compartidas tardan en emerger. Crecen como un supra-producto de interacciones de visiones individuales. La experiencia sugiere que las visiones genuinamente compartidas requieren una conversación permanente, donde los individuos no sólo se sienten libres de expresar sus sueños, sino que aprenden a escuchar los sueños ajenos. Esta actitud abierta permite el gradual surgimiento de nuevas perspectivas.

Creando el futuro
La visión se transforma en una fuerza viviente sólo cuando la gente cree de veras que puede modelar su futuro. Pero lo cierto es que la mayoría de los directivos no experimentan la sensación de que están contribuyendo a crear su realidad actual, así que no entienden cómo podrían contribuir a cambiarla. Esta actitud es difícil de localizar, porque en muchas organizaciones la creencia “No podemos crear nuestro futuro” está tan arraigada, que ni siquiera se reconoce.
Pero cuando la gente de una organización comienza a aprender que crea la realidad mediante sus políticas y acciones, se gana un terreno nuevo y más fértil para las visiones. Se desarrolla una nueva confianza, basada en una mayor comprensión de las fuerzas que modelan la realidad actual, lo cual abre la posibilidad de influir sobre esas fuerzas.

El poder de una visión compartida
En la película Espartaco, el general romano Craso le dice a los mil sobrevivientes del ejército de Espartaco:
“Habéis sido esclavos. Seréis esclavos de nuevo. Pero la misericordia de las legiones romanas os evitará la justa pena de la crucifixión. Sólo debéis entregarme al esclavo Espartaco, pues no lo conocemos de vista”
Al cabo de un largo silencio, Espartaco se levanta y dice “Yo soy Espartaco”. Entonces el hombre que estaba a su lado se levanta y dice “Yo soy Espartaco”. El siguiente hombre también se levanta y dice: “No, yo soy Espartaco”. Al cabo de un minuto, todo el ejército está de pie…

No importa si la historia es o no verdadera; porque demuestra una verdad profunda. Cada hombre, al ponerse de pie, escogió la muerte. Pero el ejército de Espartaco no profesaba lealtad a éste como hombre, sino a la visión compartida que Espartaco había inspirado: la idea de que podían ser hombres libres.

Una visión compartida no es una idea. Ni siquiera es una idea tan importante como la libertad. Es una fuerza en el corazón de la gente, una fuerza de impresionante poder.

Del “Club de la Efectividad”, www.efectividad.net/club

Mi opinión personal a este respecto:
La Visión debe venir desde “arriba”
Sólo sirve si hay un real y muy fuerte compromiso del “arriba” con la visión. Es decir, que no es declamado sino sentido verdaderamente.
Es necesario formar un equipo que comparta esta visión.
Es necesario lograr el compromiso de la gente de la organización con la visión.
Los compromisos deben ser mutuos: la organización debe, necesariamente comprometerse con la gente que se compromete con la visión.
Y así, sí llegamos a la fuerza de impresionante poder. Sin dudas.

Unas pocas palabras más:
Tenga o no definida la Visión y Misión de su Empresa, entre sus colaboradores, proveedores y clientes siempre existirá una percepción de la misma. Esta es la verdadera forma en que su empresa es vista por estos grupos de gente.
Consecuentemente, es su decisión como directivo de la firma, que la percepción que todos tengan de la Visión de la empresa, sea la que Ud desea.
Para ello, es necesario definir con claridad qué se quiere ser, y ser permanentemente coherente y comprometido con esa visión.
Caso contrario, Ud no podrá lograr que lo vean como quiere ser visto …

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: